En 1973, “El discreto encanto de la burguesía” ganó el Oscar a la mejor película extranjera. Buñuel no asistió a la ceremonia. Meses después, Pierre Lary lo fotografió con anteojos y peluca, parodiando la premiación. (TEXTO DE MANUEL POSE)

En 1973, “El discreto encanto de la burguesía” ganó el Oscar a la mejor película extranjera. Buñuel no asistió a la ceremonia. Meses después, Pierre Lary lo fotografió con anteojos y peluca, parodiando la premiación. (TEXTO DE MANUEL POSE)

Robert Bresson y Sergio Leone, 1972

Robert Bresson y Sergio Leone, 1972

De la serie “Cuaderno de apuntes” Chris Marker. Cuaderno de pruebas para “La jetée” (1962) via @Andres_DiTella.

Maya Deren & Alexander Hamid, 1944.

Maya Deren & Alexander Hamid, 1944.

Retrato de Joris Ivens por Germaine Krull, Amsterdam, 1928.

Retrato de Joris Ivens por Germaine Krull, Amsterdam, 1928.

Pier Paolo Pasolini

Pier Paolo Pasolini

Bernardo Bertolucci, Franco Citti, Sergio Citti y Ninetto Davoli en el funeral de Pier Paolo Pasolini, 1975.

Bernardo Bertolucci, Franco Citti, Sergio Citti y Ninetto Davoli en el funeral de Pier Paolo Pasolini, 1975.

Alain Resnais & Delphine Seyrig durante la filmación de "El año pasado en Marienbad", 1961.

Alain Resnais & Delphine Seyrig durante la filmación de "El año pasado en Marienbad", 1961.

Alain Resnais & Chris Marker, 1954.

Alain Resnais & Chris Marker, 1954.

JERRY LEWIS: CONFERENCIA DE PRENSA

Declaraciones recogidas por Robert Benayoun.
Traducción del francés de Francisco Algarín Navarro

Artículo originalmente publicado en Cahiers du cinéma, nº 197, 
navidad, 1967-enero, 1968, «Especial Jerry Lewis».

"No era al cineasta a quien venían a escuchar algunos centenares de estudiantes mods y hippies en el anfiteatro de la École Royale d’Art Dramatique, sino al actor, a la estrella del cine, a la persona que les entretiene. No le faltaba nada a este público juerguista, risueño, crítico, desengañado: ni los aguafiestas furiosos, ni los avaladores de famosos, ni las vírgenes enamoradas, ni los pseudo-intelectuales charlatanes. Un buen mozo velludo en minifalda, con peluca, maquillaje excesivo y mímica propia del ejército vino al comienzo para ofrecer a Jerry un inmenso ramo de flores que aceptó con una cortesía irónica de buen juguetón. Las cámaras de Cinéaste de notre temps estaban grabando una escena de adiestramiento desenfrenado en la que Jerry, gracias a los recursos de su humor, de su insolencia y de su decisión, cautiva, engatusa, trata duramente y destruye todo intento de provocación y de adulación. Habiendo venido con la ilusión de que los jóvenes se interesarían en su arte o en su técnica, debe contentarse con los habituales homenajes públicos que se han vuelto familiares tras veinte años de giras. En dos horas de cara a cara, consigue explicar un gran número de aspectos originales y desplazados, tirando de su club de fans en esta sesión alborotada, y completa nuestras entrevistas. Tras doce preguntas del tipo: «¿Es usted feliz?» o «¿Por qué fuma cigarrillos franceses?», Jerry creyó necesario hacer una llamada de atención…”

jerry lewis the red list

Jerry Lewis